sábado, 9 de julio de 2011

Pollo a la cerveza




No es el pollo al whisky pero.....
Este plato, además de ser sencillo y económico, tiene la ventaja de poder congelarse en raciones, lo que nos salvará de muchos apuros si no tenemos ganas de cocinas. Sacamos del congelador y acompañamos de una pasta cocida, patatas fritas, arroz blaco o una simple ensalad. Realmente es muy versátil.

Ingredientes para 4 personas:

1,5 Kg. de pollo en trozos (a mi me gusta el pollo de corral que le da un saber exquisito)


1 lata de cerveza (con alcohol por favor, que al pollo ya no le van a quitar los puntos del carnet)

3 cebolletas

2 puerros

1 zanahorias

100 ml. de vino de Jerez (también es para el pollo)

tomillo

harina

sal, pimienta

aceite de oliva







1. Salpimentamos y enharinamos ligeramente el pollo. Truco.
   Para evitar poner perdida la cocina y que luego la suegra nos ponga verdes, esa señora que aparece de imporvisto y pasa el dedo por todas partes como si estuviese buscando.... ella sabrá qué..... os voy a contar un pequeño truco para enharinar que me enseñó mi amigo Sergio Fernández.
En una bolsa de plástico ponemos unas cinco cucharadas de harida (si vemos que necesitamos más vamos añadiendo), metemos los trozos a enharinar, cerramos la bolsa y la agitamos como si fuese un cóctel. Todos los trozos quedan perfectamente rebozados y con la harina justa, sacamos y a la sartén. No hemos manchado nada ni parece la cocina una escena de Blanca Navidad.


2. Freímos el pollo en aceite hasta que esté dorado. Sacamos y reservamos.
  Aquí si que ya no os puedo ayudar, igual alguien conoce un truco, pero a mi se me pone todo perdido con las salpicaduras del aceite. Lo único que se me ocurre es que a quién se le ocurra aparecer por la puerta de la cocina le deis un papel absorbente y ....

3. Picamos finamente todas las verduras mientras se fríe el pollo. Como estamos entretenidos picando verdura dejaremos que el pollo se dore adecuadamente sin sacarlo antes de tiempo, pero ojo, a ver si nos vamos a emocionar con el cuchillo y achicharramos al animal terminando haciendo pollo al carbón. Mesura.


4. En cuatro cucharadas de aceite de freír el pollo pochamos las verduras a fuego medio con un poco de sal hasta que la cebolleta aparezca transparente, yo calculo unos 10 minutos.




Tienen que quedar como caídas, mustias, no achicharradas.


5. Añadimos el vino y dejamos evaporar, con dos minutos será suficiente.



6. Ponemos el pollo, removemos bien. Hemos de elegir una cacerola suficientemente grande, porque remover el pollo bien es complicado si el cacharro es pequeño, corremos el riesgo de que el pollo salga despedido o que lo destrocemos al removerlo.


7. Añadimos la cerveza y el tomillo. No asustarse si empieza a burbujear salvajemente, es puro teatro, la cerveza vuelve a su ser. Recuerdo que hay que poner la lata entera, si con el calor del fuego le hemos dado un sorbito ya no vale, a la nevera a por otra entera, el homenaje se lo tiene que dar el pollo, no nosotros.



8. Bajamos el fuego (en vitro de 6 a 3) y dejamos cocer tapado unos 20’. Removemos de vez en cuando con cuidado de no deshacer el pollo. Si la salsa se nos ha quedado un poco espesa podemos añadir agua. Rectificamos de sal si fuese necesario y servimos. Este plato está mejor de un día para otro y aguanta muy bien en la nevera dos o tres días, a parte de que es ideal para congelar.










2 comentarios:

Choni dijo...

Muy buena sugerencia y muy buen post...me he reido un rato leyendo.
Por cierto mi suegra tambien viene mirando , pero mira por arriba, no sé si es que padece de torticolis o es que busca telarañas jajajaja
Cuando seamos suegras habremos aprendido algo de ellas???? jjajaj
Saluditos
P.D- Ya me quedo de seguidora, porque reir nos hace falta de vez en cuando jajjaja

demisalero dijo...

pero que pinta más buena!!!me llamo carmen.os presento mi nuevo y reciente blog:
http://demisalero.blogspot.com/